Presos podrán hacer el amor con su pareja: a buen tiempo.

 


Santo Domingo.- El próximo día 15 del cursante mes reinicie el proceso de visitas conyugales a personas privadas de libertad, apegadas a las directrices de preparación, prevención y control de la COVID-19 que dispone el Ministerio de Salud Pública.

Así lo anunció el Gabinete Penitenciario quien dijo que en ese sentido avanza en la aplicación de los protocolos sanitarios.

Al menos 1,700 casos en privados se infectaron de coronavirus, de una población de casi 28,000 personas, así como el lamentable deceso de 22 ciudadanos que purgan condenas por diversos delitos a causa de la COVID-19.

El Gabinete Penitenciario, que coordina el procurador de corte Jonathan Baró Gutiérrez, recordó que la pandemia obligó al aislamiento de los centros de privación de libertad para evitar contagios, pero hace tres meses que los 41 espacios se preparan para que el proceso de reapertura para que las visitas conyugales se efectúen con los riesgos mínimos y en las mejores condiciones sanitarias.

«Porque contribuyen a mantener los lazos afectivos del interno con la persona con la que tiene establecida una relación estable de pareja», expone en un comunicado de prensa el organismo, ya que para el reinicio de los encuentros íntimos «el protocolo establece que cada persona privada de libertad registre a su pareja fija».

Sólo se permitirá el acceso de la persona previamente inscrita que, además, haya depositado los resultados de las analíticas requeridas. Las visitas serán cada quince días, por espacio de dos horas y ambos miembros de la pareja deben tener su tarjeta de vacunación contra la COVID-19 con al menos dos dosis aplicadas.

Hasta el momento poco más de 4,000 privados de libertad han inscrito a sus parejas y ya alrededor de 300 han presentado sus tarjetas de vacunación contra la COVID-19, así como otros análisis clínicos necesarios para proteger la salud de los internos.

Después del primer confinamiento en 2020, las autoridades penitenciarias encontraron en la tecnología una vía de garantizar los encuentros de los privados de libertad con sus familiares e incluso con los abogados vía videollamadas.

El sistema penitenciario sigue los lineamientos trazados por el Ministerio de Salud Pública en el combate a la pandemia. En enero de 2021 la Segunda Sala de la Corte de Apelación del Distrito Nacional dispuso que se permitiera el ingreso a los recintos de abogados de los internos, siguiendo las normas de protección y bioseguridad.

El proceso de vacunación de los internos inició en marzo de 2021 y toda la población penitenciaria que tiene condena firme ya tiene aplicado al menos dos dosis del biológico contra la COVID-19.

A un porcentaje mínimo de internos, que corresponde a la población casi flotante de nuevos ingresos, se les sigue un protocolo de vigilancia epidemiológica que incluye pruebas y aislamiento preventivo.

Una vez vacunado un alto porcentaje de privados de libertad y agentes penitenciarios, las autoridades procedieron a la reapertura de las visitas presenciales de familiares, aunque debido al surgimiento de algunos brotes, las direcciones provinciales de Salud han ordenado el aislamiento esporádico de centros afectados hasta controlar la línea de contagios.

Las autoridades procedieron ya a la adecuación de los espacios para ofrecer las visitas en intimidad con las parejas y trabajaron en la sensibilización a los privados de libertad sobre el procedimiento para inscribir a una persona que también esté vacunada para que presente los resultados de una serie de analíticas con las que se procura evitar la propagación de infecciones.

Publicar un comentario

0 Comentarios