Familiares de Carlos Ventura, asesinado en asalto, piden que recojan a la Policía y saquen a militares a las calles.


“Manos más fuertes en la Policía”, eso es lo único que aclama el padre de Carlos Eduardo Ventura Guzmán, un joven de 29 años que se sumó ayer a lista de víctimas de la delincuencia en el país.

La familia Ventura, residente en el sector Buenos Aires de Herrera, llora la muerte de Carlos Eduardo quien perdió la vida a causa de un disparo en el abdomen luego de que tratara de defender a su esposa e hijastra durante un atraco.

“Que recojan a la Policía y que suelten a la guardia en la calle, que los tigres le tienen mayor temor a la guardia cuando la tiran a la calle”, agregó el padre de Ventura en conversación con la periodista Ana Mañón de Telenoticias, canal 11.

El joven fue descrito por sus allegados como un muchacho bueno, obediente, amable, servicial, trabajador y amante del deporte.

“Eso era un amor con toda la gente, venir a quitármele la vida así”, agregó Carmelita Guzmán, abuela de la víctima ante de señalar su pecho y agregar: “Eso me está desbaratando aquí adentro”.

Casi entre sollozos, la abuela materna de Carlos Eduardo preguntaba con quién iba a relajar a partir de mañana si le arrebataron a su cómplice, un nieto a quien quería com si fuera su propio hijo.

Los vecinos aseguran que en ese sector la delincuencia es “algo normal” que no permite que siquiera salgan a la calle, a la vez que afirman que la presencia policial es escasa.

Publicar un comentario

0 Comentarios