Dos hombres en una motocicleta asesinan a balazos un fiscal


El fiscal de Justicia Indígena Gregorio Pérez Gómez fue asesinado a balazos la noche del martes en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, en la región de Los Altos de Chiapas, en el sur de México. 

La Fiscalía General del Estado de Chiapas (FGEC) informó que el asesinato ocurrió poco antes de las nueve de la noche. Sin ofrecer mayor detalle, la dependencia comunicó que encontraron el cuerpo de Pérez Gómez en un vehículo Volkswagen Gol, color gris, sobre la Prolongación Insurgentes.

De acuerdo con las autoridades, Gregorio Pérez falleció en el sitio después de recibir seis impactos de bala

Testigos refirieron a medios locales que dos hombres que se trasladaban en una motocicleta se acercaron al vehículo y le dispararon al fiscal a corta distancia. Después, huyeron del sitio. 

Violencia en Pantelhó

La FGEC confirmó que Gregorio Pérez estaba a cargo de "las investigaciones de los hechos violentos suscitados en el municipio de Pantelhó"

En los últimos meses, las comunidades indígenas de Pantelhó denunciaron masacres y asesinatos cometidos por organizaciones del crimen organizado que operan en la región en supuesta colusión con funcionarios municipales del Partido de la Revolución Democrática (PRD)

Ante estos hechos violentos, unos 2.000 tsotsiles de la región de Pantelhó y Chenalhó fueron desplazados de sus comunidades debido a la "violencia generalizada del crimen organizado y la omisión del Estado mexicano de atender la situación", según denunció el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba). 

En este contexto de violencia cometida por el crimen organizado, habitantes de las comunidades indígenas formaron a mediados de julio el grupo de autodefensa 'El Machete', para garantizar la seguridad en Pantelhó. 

"Entramos [a Pantelhó] porque no queremos más muertes para los pobres campesinos tzeltales y tsotsiles", aseguraron los integrantes de 'El Machete'. 

Reacción de López Obrador

La creación del grupo de autodefensa provocó un rechazo por parte del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien manifestó que le corresponde al Estado "garantizar la paz y la tranquilidad". 

"No se puede hacer justicia por propia mano [...], eso es ilegal y eso no debe aceptarse. Nadie debe de armarse para enfrentar una supuesta situación de inseguridad", declaró el mandatario el 20 de julio. 

Tras el homicidio del fiscal Pérez Gómez, López Obrador dijo este miércoles que el asesinato posiblemente "está vinculado con lo de Pantelhó", pero el mandatario omitió proporcionar más detalles, en espera del desarrollo de las investigaciones.  

Publicar un comentario

0 Comentarios