Deben estar en el salón de fama: Manny estancado en la votación al Salón para Cooperstown.


El toletero dominicano Manny Ramírez, quien diese positivo en pruebas antidopaje en tanto en el 2009 como el 2011, sigue estancado en la votación del Salón de la Fama por esa razón. Ramírez, en su quinto año en la boleta, recibió el 28.2% de los votos, el mismo porcentaje que obtuvo en el 2020.

El temible bateador derecho tuvo una impresionante línea ofensiva de .312/.411/.585 con 555 jonrones a lo largo de su carrera. Fue parte del corazón del orden de bateo de los Medias Rojas entre el 2001 y el 2008 y pieza clave en los equipos que ganaron la Serie Mundial en 2004 y 2007.

El martes, por primera vez desde el 2013, ningún candidato recibió suficientes votos (se requiera al menos el 75%) de la Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica (BBWAA) para ser exaltado al Salón de la Fama.

Otro ídolo de los Medias Rojas, Curt Schilling,recibió 285 votos, la mayor cantidad entre todos los integrantes de la boleta. Eso le dio el 71.1%. En el 2020 recibió el 70%.

Roger Clemens, también leyenda en Boston, terminó tercero en la votación con 247 votos (61.6%), un ligero incremento tras sacar 61% el año pasado.

El Cohete, quien consiguió los primeros tres de sus siete Premios Cy Young con los Medias Rojas, además de 192 de sus 354 victorias, apareció en la boleta por novena oportunidad de un máximo de 10 posibles.

La elección del 2022 será una bien grande para los Medias Rojas y especialmente para un amigo y compatriota de Ramírez, pues el idolatrado David Ortiz aparecerá en la papeleta por primera vez.

Diario

Libre 

Publicar un comentario

0 Comentarios