Los bancos australianos se quejan de que tienen demasiado dinero.


La banca australiana está sobresaturada de un dinero que nadie necesita y el problema va a agravarse, según han comunicado algunos representantes del sistema.

En un intento de sacar al país de la recesión provocada por la pandemia de covid-19, las autoridades han inyectado miles de millones de dólares en la economía, han recortado las tasas de interés al mínimo y han introducido un programa de subvención de sueldos.

Nuevas medidas de estimulación de la demanda de créditos están por llegar la próxima semana, cuando se espera que Banco de la Reserva de Australia reduzca la tasa de interés hasta el 0,1 % y aumente la compra de bonos.

Sin embargo los banqueros notan que no necesitan más dinero, reporta Reuters.

"Hay tanta liquidez que no tiene mucha utilidad productiva porque la gente no la quiere. El dinero es prácticamente gratuito hoy. Hacerlo más gratuito no va a cambiar nada", comentó Shayne Elliott, director de Australia and New Zealand Banking Group, uno de los cuatro mayores bancos de Australia.

Los bancos señalan que es poco probable que bajar la tasa de interés aliente la demanda crediticia.

Una de las razones es que la ratio deuda-ingresos de los hogares ha subido al máximo, casi el 200 %, en comparación con la media menor al 150 % en 22 economías avanzadas.

La actividad crediticia ha mermado también porque en medio de la pandemia, trabajadores y negocios acumulan el efectivo y los bancos se han hecho menos abiertos a los riesgos.

Pese a algunos indicios de recuperación económica, el pronóstico general sigue siendo sombrío, con expectativas de aumento de los casos de fracaso empresarial y de que el desempleo se mantenga en niveles altos por un largo periodo.

Joseph Healy, director de Judo Bank indicó que "los grandes bancos están envueltos en los desafíos que supone la clientela existente, así que se han vuelto más cautelosos al prestar a nuevos clientes".

RT

Publicar un comentario

0 Comentarios