Un sobrino de Pablo Escobar encontró 18 millones de dólares en un escondite del capo.


Nicolás Escobar, el sobrino mayor del exjefe del Cártel de Medellín, Pablo Escobar, reveló que encontró 18 millones de dólares en efectivo que el jefe narco escondió en una casa, aunque aclaró que estaban en tan mal estado que quedaron inservibles.

"Había una bolsa bastante grande, el olor era impresionante, ese olor es peor que una mortecina multiplicada por 100", aseguró el hombre al dar pormenores de su hallazgo en una entrevista con el canal colombiano Red + Noticias.

Al presentar el informe periodístico, este medio recordó que Escobar, quien fue asesinado durante un operativo en 1993, ganaba 420 millones de dólares semanales y que Forbes lo identificó durante una década como el séptimo hombre más rico del mundo.

Desde que murió el jefe narco se dispersó la leyenda de las "caletas" (escondites) en donde guardó dinero y objetos de valor, ya que su fortuna sumaba decenas de miles de millones de dólares. Los bienes que no logró decomisar el Gobierno fueron repartidos entre sus familiares, pero muchos otros quedaron ocultos.

Ahora, su sobrino reveló que desde hace años se ha dedicado a buscar las "caletas" de su tío y ya encontró varias con distintos objetos. El escondite de los 18 millones de dólares, aseguró, lo descubrió en una casa ubicada en la ciudad de Medellín.

Otros objetos del líder del Cártel de Medellín

"Ahí llevaba yo más o menos cuatro años, o cinco. Cada vez que me sentaba en un comedor y miraba hacia el sitio donde estaba un parqueadero (estacionamiento), por intermedio de esos vidrios primero empecé a ver a un señor que entraba a ese sitio y se desaparecía", dijo mientras mostraba el lugar.

De esta manera, agregó, interpretó la aparición como una señal de que debía buscar en ese sitio exacto. Así lo hizo y encontró los dólares que estuvieron escondidos durante tres décadas y hoy se encontrarían inservibles.

"Siempre lo he dicho y lo digo con mucho orgullo: soy el sobrino mayor de Pablo Escobar, tuve la oportunidad de acompañarlo en muchísimas oportunidades", dijo el hombre al recordar que en mayo de 1993 lo secuestraron y torturaron para que confesara en dónde estaba su tío.

Por otra parte, afirmó que también encontró la máquina de escribir con la que Escobar redactaba sus amenazantes comunicados al Gobierno y a la opinión pública; un bolígrafo de oro, un reloj rolex, una pepa grande de oro, radios de comunicaciones, grabadoras con casetes y una cámara de fotos cuyas imágenes no lograron ser reveladas.

Rt

Publicar un comentario

0 Comentarios