Los nuevos refuerzos que necesita la prensa.

Miguel Franjul, Listín Diario
Santo Domingo. Miguel Franjul, Director de Listín Diario.
Obligada ahora, por causa de la pandemia del Covid, a lidiar entre dos retos —la masificación de las audiencias y la calidad de sus contenidos—  la prensa tendrá que buscar refuerzos extra periodísticos para sobrevivir.
Las facultades de periodismo, fuentes naturales del equipo humano que nutre a los diarios impresos y digitales, no han tenido tiempo para formar a los profesionales que necesita el nuevo ecosistema de las comunicaciones.
Han tenido que acelerar el paso para incluir las materias audiovisuales, en razón de su utilidad y necesidad como herramientas indispensables del periodismo digital, y poco a poco han ido suprimiendo las clases enfocadas en el periodismo impreso, como era lo usual.

Los jóvenes amantes del periodismo que acuden a sus aulas se interesan más por aprender el manejo de las aplicaciones tecnológicas, las cámaras de fotos y vídeos, las técnicas de edición y los vericuetos de la inteligencia artificial, además de familiarizarse con técnicas de contacto e interacción con las audiencias.
En cambio, la prensa escrita se vislumbra apostando a la calidad de contenidos en un contexto de alta virtualidad que en gran manera desafía su existencia en los ya limitados espacios en que opera.
Por calidad de la información se asume aquel contenido que reúna datos y detalles, actuales y pasados, verosimilitud, precisión, profundidad y adecuada contextualización, para ir más allá de la inmediatez de un periodismo digital de velocidad con el cual jamás puede competir.
Y para llegar a esos niveles de calidad es que necesita de refuerzos. Es decir, colaboradores acreditados en otras especialidades o disciplinas, quienes con buen manejo de la redacción de textos comprensibles al público general, aporten rigor y profundidad a los temas abordados.
En este nuevo contexto es útil la colaboración de médicos, economistas, abogados, ingenieros de sistemas, especialistas en manejo de tecnologías de la información, pedagogos o militares de experiencia, reforzando los equipos humanos de la redacción moderna.
De esa manera la prensa escrita puede robustecer la oferta de análisis, investigaciones y contenidos de calidad que es, ahora, su mayor prioridad y tabla de salvación y de distinción.
Miguel Franjul, director Listín Diario 

Publicar un comentario

0 Comentarios