Obispo asegura fue el agredido; Fiscalía dispone su libertad.

Faustino Reyes Díaz.


Neyba. “Yo fui el agredido por el Coronel (r) Cuevas acompañado de militares”, así se expresó tras ser conducido al Departamento de la Policía Nacional (PN), en este municipio, el abogado Obispo Figuereo, acusado de agredir a un tractorista del Consorcio Azucarero Central (CAC). 

El también comunicador, defensor de los parceleros que durante tres meses permanecen en el campamento libertad en el Polvorín de Tamayo, informó al retirarse del campamento para asistir a una actividad fue interceptado por militares al servicio del (CAC).

“Me detuve, mientras un compañero que me acompañaba se fue una motocicleta y cuando saqué mi celular para grabar fue arrebatado por el Coronel Cuevas dándome tres trompadas y luego me condujeron a un campamento del CAC”, dijo el profesional del derecho.

El Procurador Fiscal de Bahoruco, Esteban Jonathan Cuevas, informó que dispuso la libertad de Obispo Figuereo   debido a la relevancia de caso, mientras se realiza el proceso de conciliación entre las partes.

El Colegio de Abogado en esta Provincia, en la persona del Doctor José Antonio Vargas Reyes, así como el Comunicador Otoniel de León, calificaron la detención como un abuso y llamaron a la Procuradora General de la Republica, Mirian German y al Director de la PN, a investigar la situación.

A pesar de su detención, Obispo Figuereo orientó a los parceleros a resistir en el campamento hasta que lograr que las autoridades les entreguen los terrenos para producir alimentos y que reclama la empresa azucarera.

Indicó, que la agresión en su contra se produce en momento en que los parceleros mantienen un proceso de negociación con las autoridades del Sector Agropecuaria con las que han llegado a algunos acuerdos que no detalló.

Publicar un comentario

0 Comentarios