Campesinos denuncian les amenazan e impiden entrar a sus predios.

Faustino Reyes Díaz. 

Pedro Pascual García 

TAMAYO, Bahoruco. Pedro Pascual García Méndez (Pempe), es uno de los campesinos ocupantes de un campamento instalado en la zona agrícola del Polvorín, que buscan que el Gobierno les garantice la producción de alimentos en terrenos del Estado que hoy pretende quitarles el Consorcio Azucarero Central (CAC), arrendatario del Ingenio Barahona.

Durante un encuentro con una misión enviada por el Presidente Luis Abinader, con el proposito de dirimir el conflicto entre productores y el CAC, el dirigente campesino denunció que militares y policías al servicio del consorcio bloquearon el acceso a los que tienen en el Aguacatico quienes se oponen a las pretensiones de la empresa de capital extranjero.

García Méndez, dijo que fueron intervenidos con al menos 25 militares para que los productores no entren “a la tierra que nos quitaron, a la tierra entubada con el ejército”.

Dijo temer por su vida y advirtió que, aunque le quiten la vida, se dirigirá a donde tiene su finca con la que, asegura, ha criado todos sus hijos.

“Me van a matar, pero voy a matar uno. Y si a mí no me dejan entrar a mi finca, al Presidente se le va a cargar un muerto porque yo lo voy hacer porque ya yo soy un muerto porque yo tengo 66 años”, dijo el dirigente campesino enaltecido.

De su lado, el dirigente campesino, Manuel Pérez llamó al CAC a que detenga los trabajos en los terrenos en conflicto y la agresión y prepotencia que tiene contra los campesinos.

“Y no s ele puede pedir a Pempe y los compañeros que vayan a darles vuelta su cosecha, a los campesinos hay que respectarlos”, dijo Pérez.

Informativo Brisas del Sur 

Publicar un comentario

0 Comentarios