Colombia expulsa a un diplomático cubano por "actividades incompatibles" y La Habana responde con una "enérgica protesta".


La Cancillería de Cuba expresó este viernes su "enérgica protesta" tras la decisión de Colombia de expulsar al primer secretario de la embajada cubana en Bogotá, Omar Rafael García Lazo, al que acusan de supuestas "actividades incompatibles" con su función.

"Convocamos hoy al embajador de Colombia para trasladar mediante nota verbal nuestra enérgica protesta por la decisión de su Cancillería de declarar ayer persona non grata al Primer Secretario de nuestra Embajada en Bogotá Omar Rafael García Lazo", manifestó Eugenio Martínez Enríquez, director general de América Latina y el Caribe, de la Cancillería cubana.

A través de su cuenta de Twitter, el funcionario consideró como "infundada" y "un acto inamistoso" la expulsión de García Lazo, una decisión que la administración de Iván Duque adoptó por un presunto incumplimiento de los deberes diplomáticos del funcionario, en medio de la crisis política que atraviesa el país.  

Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba hizo referencia por la misma vía al conflicto diplomático, que suma tensión a la relación bilateral.

"[El] Gobierno de Colombia tomó decisión inamistosa de expulsar a diplomático cubano en medio de las manifestaciones multitudinarias que se desarrollan desde el 28 de abril en esa nación, como respuesta del pueblo colombiano a las medidas de ajuste neoliberal", dice el breve comunicado que difundió la cartera vía Twitter.

Y agrega: "La injustificada acción pretende desviar la atención de la comunidad internacional y la sociedad colombiana de la represión violenta de las fuerzas militares y policiales contra los manifestantes que ha provocado decenas de muertes y cientos de heridos". 

Bogotá ha justificado la expulsión del diplomático cubano con base a la "verificación de que estaba desarrollando en el país actividades incompatibles con lo previsto en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas", aunque no detalló cuáles eran esas acciones.

En su trino, Martínez Enríquez exigió -en nombre de Cuba- que las autoridades colombianas "expongan los supuestos motivos para esta insólita decisión", y recalcó que los diplomáticos de su país "cumplen con seriedad y rigor sus obligaciones derivadas de la Convención de Viena". 

Este nuevo capítulo de tensiones entre Cuba y el Gobierno de Iván Duque se dan en medio de las denuncias de la comunidad internacional por la escalada de violencia y abusos policiales ocurridos en Bogotá, Cali, Medellín y otras ciudades del país. 

Hasta el momento, la Defensoría del Pueblo de Colombia ha reportado 26 fallecidos y más de 300 heridos, además de 145 reportes por desapariciones en el marco de las protestas. 

Rt 

Publicar un comentario

0 Comentarios