El Ministerio Público mantiene su mirada en los vinculados a Danilo.


Continúan las investigaciones del Ministerio Público a colaboradores de la gestión del expresidente Danilo Medina. Y con ellas se incrementa la cantidad de interrogatorios y arrestos.

El caso más reciente es la Operación Coral, con la que a través de unos 27 allanamientos la justicia dominicana volvió a alguien vinculado al expresidente, en este caso fue el mayor general Adán B. Cáceres Silvestre, exjefe de Seguridad de Medina durante su administración.

Además de Cáceres Silvestre, las autoridades apresaron a los pastores Rossy Guzmán Sánchez y Tanner Antonio Flete Guzmán;  y a Rafael Núñez de Aza y Raúl Alejandro Girón Jiménez.

Anteriormente ya habían realizado varios allanamientos a exfuncionarios y familiares de Medina, como parte de la Operación Anti-Pulpo, en la que arrestaron a dos hermanos del expresidente, Alexis y Magalys, así como varios exfuncionarios de sus gobiernos.

De manera similar otros exservidores públicos que trabajaron con Danilo, y miembros del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), han sido citados a la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA) a ser interpelados en torno a su gestión y sus declaraciones juradas de bienes.

Entre los que han ido a ser cuestionados está el exministro de Haciendas, Donald Guerrero; el exadministrador del Banco de Reservas, Simón Lizardo; la exdirectora del Plan Social de la Presidencia, Iris Guaba; la exdirectora del Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (Inaipi), Berlinesa Franco; la exdirectora de Contrataciones Públicas, Yocasta Guzmán, y el asistente del expresidente Medina, Robert de la Cruz.

Listín Diario 

Publicar un comentario

0 Comentarios