Diputados que menos trabajan.

 


Datos recogidos por Listín Diario a través de la Cá­mara de Diputados, y ac­tualizados hasta el 12 de febrero, nos ayudan a en­tender cuáles son los di­putados que menos asis­ten y trabajan, así como la cantidad de iniciativas le­gislativas que han presen­tado, que se dividen entre resoluciones y proyectos de ley.

¿Qué tanto trabaja un diputado? ¿Justifican realmente el sueldo y los beneficios que reciben? Ambas preguntas tienden a ser comunes en cual­quier conversación don­de la política dominicana sea el tema central. Y es que el trabajo de los dipu­tados, para el sueldo que cobran y los beneficios que obtienen, es un punto de constantes críticas.

Las responsabilidades de los diputados son le­gislar, representar y fis­calizar, según establece la Constitución de la Repú­blica. Pero comúnmente estas atribuciones se re­sumen en dos acciones diarias en el edificio del Congreso Nacional: Se­siones y comisiones de trabajo.

La asistencia a las se­siones del pleno, que son las reuniones de todos los diputados, tienden a ser una obligación, al igual que de las comisiones, con grupos de hasta 15 le­gisladores donde se deba­ten y estudian iniciativas legislativas de un tema en específico.

Sin embargo, los dipu­tados pueden ausentarse de estas obligaciones, a veces con excusas válidas y otras sin presentar nin­gún tipo de justificación, y rara vez reciben sancio­nes por la cantidad de ve­ces que faltan a esos com­promisos.

Los diputados eligen qué tanto deciden traba­jar, ya que sus responsabi­lidades, al menos dentro del Congreso, depende­rán de la cantidad de co­misiones a las que perte­nezcan, actividad que en la mayoría de casos es el legislador que opta por ser miembro o no.

Si bien es cierto que no se puede meter a todos los diputados en una misma bolsa, hay unos cuantos que brillan por su ausencia y no destacan por sus apti­tudes laborales, según los registros de la propia cáma­ra baja.

Norberto Rodríguez Vásquez

El diputado del Partido Revolucionario Moderno (PRM), que representa la Circunscripción número 1 del Exterior, tiene unos re­gistros rojos en todas sus áreas: de 41 sesiones de trabajo, solo ha asistido a 14 y por tanto ha faltado a 27. Es decir, Rodríguez Vásquez ha asistido solo al 34% de las sesiones en es­tos primeros seis meses de labor.

Es miembro de cuatro comisiones y ha sido con­vocado para 53 reuniones, pero solo ha asistido a 10, faltando en 43 ocasiones. También ha tenido un des­empeño casi nulo en la pre­sentación de iniciativas, ya que solo ha presentado un proyecto de resolución que ya perdió su vigencia por­que se trataba de un re­conocimiento al entonces presidente de Estados Uni­dos, Donald Trump, “por haber auspiciado el acuer­do entre el Estado de Israel, el Estado de los Emiratos Árabes Unidos y el Estado de Bahrein”.

Víctor Valdemar Suárez Díaz

A la fecha es el segun­do diputado que más veces ha faltado a las sesiones de trabajo, con 23 ausencias y solo 18 presencias. Ha asis­tido al 43% de las sesiones.

Peor situación ha presen­tado en las seis comisiones de las que es miembro, ya que solo ha asistido al 20% de las convocatorias: de 81 reuniones sólo ha asistido a 17, faltando en 64 ocasio­nes.

Donde sí demuestra un mejor desempeño es en las iniciativas legislativas, ya que es proponente de seis proyectos de ley y nueve de resoluciones.

Magda Alina Altagracia Rodríguez Azcona

La diputada del PLD por Santiago no frecuenta mu­cho las sesiones de traba­jo, ausentándose 20 veces y solo estando presente en 19.

La legisladora presen­ta una situación similar en comisiones, siendo miem­bro de cinco, las cuales han convocado un total de 33 reuniones, en las que solo ha estado presente en nue­ve.

Al igual que su compañe­ro de partido, la diputada ha mostrado más trabajo en las iniciativas legislati­vas, siendo proponente en 15 resoluciones y seis pro­yectos de ley.

Luis Rafael Sánchez Rosario

El diputado del PRM por Santo Domingo ha faltado en 16 ocasiones, solo di­ciendo presente al momen­to del pase de lista en 25 sesiones.

En lo que respecta a co­misiones es miembro de siete y ha sido convocado para 109 reuniones de tra­bajo: asistió solo a 32 y fal­tó a 77.

El diputado no destaca en materia de iniciativas legislativas, siendo propo­nente de solo dos resolu­ciones.

Moya, Cabrera y Henríquez

En la lista continúan Ser­gio Moya de la Cruz y Jo­sé Miguel Cabrera, ambos del Distrito Nacional, y Luis Manuel Henríquez Beato, de Santo Domingo, quie­nes comparten el mismo número de ausencias: 15 y 26 presencias.

En lo que respecta a co­misiones, solo Henríquez Beato, del PLD, muestra un desempeño promedio, siendo miembro de siete comisiones, en las cuales han llamado a 82 reunio­nes y ha estado presente en 47, faltando a 35.

Mientras que Cabrera y Moya de la Cruz, ambos del PRM, tienen números ba­jos. El primero es miembro de cuatro comisiones y de 63 reuniones solo ha asis­tido a nueve, faltando a 54; mientras que el segundo pertenece a tres, que han convocado 67 veces, asis­tiendo él a 12 y ausentán­dose en 55.

Por otro lado, en iniciati­vas legislativas, Henríquez y Cabrera tienen nueve re­soluciones, Moya ocho, y proyecto de ley tienen cin­co, dos y uno, respectiva­mente.

No obstante, hay un de­talle con las iniciativas le­gislativas, y es que aunque los nombres de los diputa­dos estén ligados con algún proyecto, no necesariamen­te fueron ellos los que ente­ramente lo redactaron.

Un caso reciente que sir­ve como ejemplo es la Ley que crea la Zona Especial de Desarrollo Integral Fron­terizo, la cual fue desarro­llada por el diputado Darío Zapata (luego del consenso logrado entre las dos cáma­ras), pero en la misma apa­recen los nombres de otros 55 legisladores más.

¿Cuánto cobra un dipu­tado y qué beneficios reci­be?

Una “fórmula” revelada por la Cámara de Diputa­dos hace unos años, deta­lla cuánto puede llegar a ganar un diputado en un mes.

Un legislador de la cá­mara baja tiene asegu­rado un sueldo base de RD$175,474.65 y gas­tos de representación por RD$35,094.93. Esos dos montos los recibe seguros, pero a esto se le suma otro condimento, la “dieta”.

Y es que los diputados pueden llegar a recibir una dieta de hasta RD$45,000, dependiendo su desempe­ño laboral.

Específicamente, la fór­mula establece lo siguien­te sobre ese extra económi­co: “Los viáticos por sesión se pagan por cada asisten­cia a sesión sin exceder de ocho (8) por mes. Nunca el monto de viáticos por comi­sión y sesiones superará los RD$45,000.00 al mes. Los días de sesiones y los días fuera de las legislaturas no se pagan viáticos por re­uniones de comisión y no se paga la sesión que no se realiza”.

Para tener una idea de qué tan alto son estos sala­rios sirven saber que un di­putado nuevo gana casi 11 veces el salario mínimo de empresas no sectorizadas, establecido en RD$17,610 y 19 veces el sueldo míni­mo del sector público que el expresidente de la Repúbli­ca, Danilo Medina, fijó en RD$10,000.

Y además de esta eleva­da cifra, los diputados tam­bién disfrutan de dos exo­neraciones, cada dos años, para traer un vehículo libre de impuestos, así como de­sayuno y almuerzo en el co­medor que tienen dentro de la Cámara de Diputados.

SEPA MÁS

Lo que establece la Constitución
Requisitos
.

Para ser diputado se re­quiere ser dominicano en pleno ejercicio de los derechos civiles y polí­ticos, haber cumplido 25 años, ser nativo de la demarcación territorial que lo elija o haber resi­dido en ella por lo me­nos 5 años consecutivos.

Composición.

Un total de 168 diputa­dos son elegidos por cir­cunscripción territorial, cinco por acumulación de votos y siete en repre­sentación de la comu­nidad dominicana en el exterior.

Listín Diario 



Publicar un comentario

0 Comentarios