La Policía de Bruselas interrumpe una "orgía" en la que participaban un eurodiputado y varios diplomáticos pese a las restricciones por el covid-19.

 


La Policía de Bruselas interrumpió el pasado viernes lo que fue calificado por los medios belgas como una "orgía", en la cual participaron más de 20 personas, entre ellas un diputado del Parlamento Europeo y varios diplomáticos, a pesar de las restricciones por la pandemia de coronavirus. 

De acuerdo con el periódico La Dernière Heure, la fiesta sexual se llevó a cabo en un bar gay del centro de la capital belga, cerca de la comisaría central de Policía. Al llegar al lugar los agentes encontraron a 25 personas, en su mayoría desnudas. Además, fueron hallados estupefacientes.

Según medios locales, un eurodiputado presente en la fiesta trató de huir por una tubería de agua tras la aparición de la Policía y, al ser detenido, dijo a los agentes que tenía inmunidad parlamentaria. Posteriormente, se dio a conocer que se trataba de József Szájer, un aliado cercano del primer ministro de Hungría, Viktor Orbán. 

Szájer admitió que asistió a la fiesta y se disculpó, además de asegurar que no había consumido drogas, aunque la Policía encontró una píldora de éxtasis en su poder, recoge AFP. Durante el fin de semana el político renunció por "razones personales", según sus palabras.

Tras la intervención de los uniformados, cada uno de los participantes de la fiesta fue multado con 250 euros (unos 300 dólares) por violar las restricciones impuestas para contener la propagación del coronavirus, entre ellas el cierre de bares y restaurantes.

Rt

Publicar un comentario

0 Comentarios