¿Por qué el grupo sanguíneo O Rh- es tan escaso?

 


Para responder a tu pregunta primero debo explicarte qué son los grupos sanguíneos y qué es el factor Rh. Se trata de una forma de catalogar la sangre en función de los antígenos que hay en la superficie de los glóbulos rojos. La primera forma de clasificar es mediante el sistema AB0 que identifica la sangre que tiene antígenos A, la que tiene antígenos B, la que tiene ambos antígenos, y la que no tiene antígenos que es la 0 (cero). Cuando decimos que la sangre de una persona es del grupo A es porque sus glóbulos rojos tienen antígenos A en la superficie, pero también hay personas que tienen la sangre del grupo B, otras que la tienen del grupo AB y aquellas cuya sangre no contiene antígenos A ni B y es a la que llamamos 0.

Si no sabes qué son los antígenos te explicaré que son sustancias capaces de desencadenar la respuesta inmunitaria del organismo, es decir, la producción de anticuerpos.

Además del sistema ABO, el sistema Rh también ayuda a clasificar la sangre y está formado por otros antígenos de la superficie de los glóbulos rojos (el más importante se llama antígeno D) cuya presencia condiciona lo que conocemos como factor Rh. Decimos que la sangre es Rh positivo cuando están presentes estos antígenos y es Rh negativo cuando no lo están. Se trata de una característica heredada, es decir, que el factor Rh que tenemos cada uno depende del que tienen nuestra madre y nuestro padre. Y sí, como dices en tu pregunta, el Rh- es más escaso que el Rh+ y ello es así por una cuestión genética.

Seguro que sabes que existen genes recesivos y genes dominantes. El gen que determina el Rh+ es dominante y el gen que determina el Rh- es recesivo. Las combinaciones de los cuatro alelos (dos de la madre y dos del padre) pueden ser diferentes en cada uno de los progenitores: los dos positivos, los dos negativos o uno positivo y otro negativo. Teniendo en cuenta que el + es dominante y el – es recesivo, la combinación de ellos hace que la probabilidad de un Rh- sea mucho menos frecuente que la del positivo porque hace falta que los dos alelos sean negativos.

El tener uno u otro tipo afecta únicamente a las transfusiones de sangre y los trasplantes de órganos porque en ambos casos se necesita que la sangre sea compatible. Pero, a excepción del embarazo, no afecta a la salud de otra forma

En cuanto a la distribución de la población por su clasificación sanguínea, es cierto que el 0- no es muy frecuente, pero no es el grupo más escaso. En España, por ejemplo, se calcula que un 8% de la población es 0-, y muchas menos personas tienen la sangre B o AB tanto con factor Rh+ como con factor Rh-, por ejemplo el grupo AB con Rh- se encuentra solo en aproximadamente un 0,5% de la población española. Pero eso cambia en función de los países.

El tener uno u otro tipo afecta únicamente a las transfusiones de sangre y los trasplantes de órganos porque en ambos casos se necesita que la sangre sea compatible. Pero, a excepción del embarazo, no afecta a la salud de otra forma. En el embarazo sí es necesario conocer el Rh de la madre y el del feto porque si la madre es Rh- y el feto Rh + puede producirse una enfermedad en el recién nacido llamada enfermedad hemolítica. Pero afortunadamente para los casos en los que la sangre de la madre y la del feto son incompatibles existe un tratamiento efectivo que evita los problemas.

elpais.com

Publicar un comentario

0 Comentarios