El FBI cree que China oculta a una científica militar en su Consulado de San Francisco


El FBI acusa al Consulado chino en San Francisco de albergar a una investigadora centrada en la biología que mintió sobre su conexión con el Ejército chino para recibir un visado estadounidense, informa CNBS, citando a los documentos presentados al juicio.
La investigadora china Juan Tang recibió un visado de no inmigrante el pasado otoño para realizar investigaciones en la Universidad de California en Davis. Sin embargo, después de que agentes del FBI encontraran en Internet fotos de ella con uniforme militar, la entrevistaron sobre su solicitud de visa. En los documentos presentados, ella dijo que nunca había servido en el Ejército chino y que no era miembro del partido comunista.
Después de que su casa fue registrada el 20 de junio, Tang "fue al Consulado de China en San Francisco, donde el FBI evalúa que ha permanecido", reza el texto de los documentos. El 26 de junio, la científica fue acusada por fraude de visado.
Por su parte, el portavoz de Cancellería china, Wang Wenbin, ha acusado este jueves al Gobierno de EE.UU. de tener prejuicios en contra de los académicos chinos y de usar cualquier pretexto para acusarlos. "Durante un periodo de tiempo, EE.UU. ha mantenido un sesgo ideológico para vigilar, perseguir e incluso detener arbitrariamente a estudiantes y académicos chinos en EE.UU.", dijo el portavoz durante una conferencia de prensa. "Instamos a EE.UU. a dejar de poner cualquier excusa para restringir, hostigar u oprimir a los estudiantes e investigadores chinos en el país", ha añadido.

El cierre de Consulado chino en Houston 

El miércoles la Administración de Trump ordenó cerrar el Consulado General de China en Houston (Texas) con el fin de "proteger la propiedad intelectual y la información privada de EE.UU.".
La decisión se produjo un día después de que el Departamento de Justicia acusara a dos ciudadanos chinos de trabajar para su Gobierno robando propiedad intelectual a compañías occidentales en 11 países, incluidas empresas que desarrollan una vacuna contra el nuevo coronavirus.
Por su parte, Pekín amenazó con tomar represalias. El portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores calificó la medida del Gobierno estadounidense de "escalada sin precedentes" en medio de la creciente tensión que domina las relaciones entre Washington y Pekín, especialmente enconadas en los últimos meses debido a su intensa guerra comercial y tecnológica, a las disputas en torno del manejo de la pandemia y a la nueva ley china de seguridad impuesta en Hong Kong.
Pekín condenó "enérgicamente" la medida de EE.UU. e instó al país norteamericano a revocar "inmediatamente su decisión errónea". "De lo contrario, China adoptará las respuestas legítimas y necesarias", aseveró el portavoz de la Cancellería china.

Publicar un comentario

0 Comentarios