El caso de supuestos pagos a talibanes por parte de Rusia, para matar soldados estadounidenses le estalla a Trump.


El presidente de EE UU asegura que los servicios de Inteligencia no consideraron creíbles las informaciones y que por ello él no fue notificado.

El presidente Donald Trump lo niega y sus servicios de espionaje aseguran que sucedió, que Moscú pagó sueldo a los talibanes para que acabaran con la vida de soldados estadounidenses en Afganistán para así desestabilizar la situación en allí mientras Washington negociaba con Kabul un acuerdo de paz tras más de dos décadas de interminable guerra. Con su tono habitual y a través de Twitter, Trump aseguraba como respuesta a una información publicada por el diario The New York Times que la CIA no había considerado “creíbles” tales informaciones, razón última por la cual él no había sido notificado. “Inteligencia acaba de informarme que no consideraron creíble esta información”, escribió el mandatario.


“Probablemente se trata de otra farsa fabricada sobre Rusia, tal vez por las noticias falsas de The New York Times, buscando hacer quedar mal a los Republicanos”, insistió Trump. El caso es de una magnitud escandalosa y supondría una escalada en las tormentosas relaciones Rusia-Estados Unidos.

Todo comenzó tras la publicación el pasado viernes de una información en el diario The New York Times en la que se afirmaba, citando fuentes de Inteligencia de Estados Unidos, que una unidad de los servicios secretos de Rusia habría ofrecido una recompensa económica a un grupo talibán para asesinar a efectivos de la coalición que Washington lidera en Afganistán. Esta información fue desmentida tanto por la Casa Blanca como por el Kremlin, que acusó al periódico de estar poniendo en riesgo las vidas de sus trabajadores en la Embajada de Rusia en Afganistán. El grupo talibán también negó el contenido de esta publicación.

Según el reportaje, el presidente estadounidense sabía desde hace meses que se había producido esa oferta, pero al parecer no hubo una respuesta concreta. Las fuentes que maneja el diario neoyorquino señalaban que la unidad 29.155 de la Dirección General de Inteligencia (GRU, siglas en ruso) fue la que ofreció estas recompensas, la misma unidad que estaría implicada en el intento de asesinato del exagente ruso Sergei Skripal en Reino Unido el 4 de marzo de 2018; con un intento de golpe de Estado en Montenegro; con el envenenamiento de un fabricante de armas búlgaro; y con un intento subversivo en Moldavia.

Lo que ahora se trata de averiguar es si el presidente o alguien de su Administración -Trump llegó a invitar a representantes de la guerrilla talibán a un encuentro en Camp David el año pasado- supo de esos sobornos hace meses y nadie en Washington hizo nada para frenar a Moscú. En total, 20 estadounidenses murieron en combate en Afganistán el pasado año, pero no está claro si algún caso podría haber estado vinculado con esta supuesta trama. Hasta la fecha han muerto en combate en Afganistán más de 2.350 soldados estadounidenses.

Quien también se ha pronunciado es el nuevo Director Nacional de Inteligencia, John Ratcliffe, quien aseguró que él nunca informó de esos sobornos al presidente. Ratcliffe, sin embargo, lleva en el cargo desde finales de mayo.

Las acusaciones contra Rusia no son nuevas en Afganistán, donde durante los últimos años funcionarios afganos han culpado a Moscú de apoyar a los talibanes para socavar la misión de Estados Unidos y de la OTAN en el país asiático -coalición en la que se encuentra España, como miembro de la Alianza Atlántica-. Lo que sí sería nuevo es la responsabilidad del presidente y la inacción de la Administración, que habrían puesto en peligro la vida de las tropas y los socios de coalición.

Por ahora, el Pentágono se alinea con lo expresado desde la Casa Blanca. Según ha explicado su portavoz, Jonathan Hoffman, Defensa está evaluando la información de Inteligencia sobre la presunta implicación de que la GRU rusa llevó a cabo “actividad maliciosa contra las fuerzas de Estados Unidos y de la coalición en Afganistán”. El Pentágono ha asegurado que hasta el momento no ha hallado ninguna prueba que corrobore que Rusia ofreció dinero a los talibanes para que mataran a soldados estadounidenses y aliados en Afganistán.

Yvan Ariel Gomez Rubio
informativo Brisas del Sur

Publicar un comentario

0 Comentarios